Tecnología

Empresas encuentran una posibilidad de negocio en la falta de descanso 

Contenido Exclusivo

La nota a la que intentas acceder es exclusiva para suscriptores Suscribirme Conocé nuestros planes

y disfrutá de El País sin límites.

Ingresar Si ya sos suscriptor podés

ingresar con tu usuario y contraseña.

Donde hay una necesidad, hay un posible negocio. Según una encuesta argentina , el 64% padece “insomnio, ronquidos, apnea o algún otro trastorno del sueño” y, entre 2007 y 2016, aumentaron un 53% las ventas de medicamentos para dormir. De acuerdo con esto en el país ya hay algunos emprendimientos que apuntan a este nicho de insomnes, que en el mundo mueve millones de dólares.

De acuerdo con la periodista de La nación , Sofía Terrile , en Argentina está disponible Fitbit , un reloj inteligente, a partir de los 10.000 pesos argentinos, que dice cuánto tiempo se duerme y cuánto uno se mueve, y además funciona como una alarma. También mide cuánto tiempo se pasa en cada fase del sueño: ligero, profundo, etcétera.

Y hubo un caso en el país hace unos años de una bebida “desenergizante” que no tuvo éxito: Stress Down , una mezcla de tés relajantes con sabor a arándanos que se vendía en kioskos de Buenos Aires , pero no prosperó. En Nueva York , en cambio, está muy de moda la Kava , una bebida hecha de una planta similar al pimentero con propiedades sedantes, anestésicas y euforizantes.

Según McKinsey , entre fabricantes, comerciantes, proveedores de servicios de salud y compañías farmacéuticas hay un mercado de “higiene del sueño” que vale entre $30 y $40.000 millones de pesos argentinos y crece al 8% “sin demostrar muchas señales de frenar”.

Y en el mundo hay muchas innovaciones como Sleep Number 360 , un colchón de U$S 900 equipado con tecnología biométrica de sensores que monitorea los movimientos y ajusta la rigidez del colchón; Dreem 2 , una vincha que promete monitorear actividad cerebral y ritmo cardíaco y tira soniditos como, por ejemplo, una tormenta tropical por 400 euros. Por último, está Somnox , un robot que ayuda a respirar con calma por 600 euros.

Según La Nación / GDA