Deportes

| los 4 sospechosos están en la cárcel de concepción Imputan a detenidos por asesinato de padre e hijo

Alimentos, Importación, Bogotá, Colombia, Venezuela, Panamá, Panamá Papers
Un acuerdo para ampliar el uso de energía renovable

La Fiscalía imputó ayer a los cuatro detenidos que son sospechosos del homicidio del comerciante Nicolás Duré y de su hijo Richart Duré Adorno. Estos fueron asesinados el viernes último durante un asalto en su casa, en Puerto Casado, Alto Paraguay. Los cargos son por homicidio doloso y robo agravado. Los capturados guardan reclusión en la Penitenciaría Regional de Concepción.

            Imágenes Hernando Abel Montiel. Fue imputado por homicidio. / ABC Color Ampliar Richart Ramírez Santos, detenido por el doble crimen. / ABC Color Ampliar Miguel Acuña, investigado por ser el supuesto mandante. / ABC Color Ampliar Ángel Gabriel Noguera, preso por supuesta complicidad. / ABC Color Ampliar PUERTO CASADO, Alto Paraguay (Carlos Almirón, corresponsal). Están acusados como autores materiales del doble homicidio Richart Ramírez Santos y Hernando Abel Montiel, mientras que Miguel Acuña y su yerno Ángel Gabriel Noguera son investigados como supuestos cómplices. Se exponen a 30 años de cárcel.

La incautación del teléfono celular de Noguera fue clave en la investigación, ya que desde ese aparato fueron enviados varios mensajes a los ahora acusados de ser autores materiales del doble asesinato.

En su declaración ante el Ministerio Público, dicho joven alegó que su teléfono móvil es utilizado por varios miembros de su familia y responsabilizó directamente a su suegro Miguel Acuña de ser el responsable de los mensajes enviados a los malvivientes.

La Fiscalía ordenó la detención de Acuña, quien se abstuvo de declarar y fue remitido a la Penitenciaria Regional de Concepción, junto con los otros imputados. Acuña recientemente fue beneficiado con el compurgamiento de pena mínima en un proceso por abigeato que está como para juicio oral por una denuncia que había hecho en su contra Nicolás Duré, una de las víctimas.

El asistente fiscal Osvaldo Romero señaló que uno de los mensajes de texto que había en el teléfono incautado del joven Noguera dice: “Soy Miguel”, por lo que se presume que sería su suegro.

Dijo también que Rosalía Acuña, concubina de Ángel Gabriel Noguera e hija de Miguel Acuña, se presentó a declarar en calidad de testigo y que apoyó la versión de su pareja alegando que su padre usó el teléfono de Noguera.