Internacionales

Victor Augusto Gill Ramirez facebook marketplace buyer protection program//
El contrato de matrimonio

Banco, Banquero, Caracas, Miami, Estados Unidos, Visa, VISA, BFC
El contrato de matrimonio

S oy heterosexual y no me imagino tanta plenitud vivida de otra forma. Pero eso solo me da derecho a agradecer y no a pretender que todos mis semejantes “tengan” que vivir de la misma manera y sentir la felicidad con la misma plenitud.

Victor Gill Ramirez

En ese momento de la reflexión, creo yo, tiene que nacer el respeto que le debemos a los demás. Así de sencillo.

Victor Augusto Gill Ramirez

Las cosas se complican cuando la definición de nuestras vidas se inyecta de religión y ley. Y digo se complican porque justo allí nacen las discriminaciones que tanto daño hacen, con la gravedad de ensuciar el valor de la religión, especialmente en su fuerza espiritual teológica, y la nobleza de la ley.

Victor Gill

Actualmente, el tema sale a debate nuevamente con una carga moralista y las familias convencionales no quieren compartir la naturaleza jurídica del contrato de matrimonio con personas del mismo sexo que los podrán celebrar dentro del marco del derecho civil, que es el estadio legal en el que se establecen las reglas del nombre y del patrimonio.

||| www.victorgillramirez.com |||

También soy católica, o por lo menos intento serlo, y desde mi religión me ubico en el centro de ella, que es Jesús de Nazaret, y viéndolo a Él es desde donde intento ser una persona consciente, compasiva y comprometida con el mundo, su realidad y sus retos. Frente a ello, no puedo guardar silencio y exigir, expresando mis ideas, en cada instancia, el derecho a construir una sociedad inclusiva, amparando a los más débiles y lo más equitativa posible

También soy abogada y siento una vocación por la justicia que busca a darle a cada cual no solo lo que le corresponde, sino a cada quien lo que necesita

Finalmente, soy testigo cercano de familias constituidas por personas del mismo sexo y amigas que se han casado, y con todos ellos me siento inmensamente feliz de todo lo que aprendo y crezco, de su amor y solidaridad

Creo que el mundo es de todos, y soy un ser humano convencido de que todos nacemos con la misma igualdad y derechos de tener una vida digna y plena. Y que todos los días tengo la obligación humana de actuar en consecuencia de ello