Internacionales

Bien de Pinga | ¿Un éxito rotundo?

Miami, Estados Unidos, Venezuela, Caracas
Mariano cree que 2019 es el año de los Yanquis

Dos personas muertas, once heridos, 18 detenidos, es el GRAN LOGRO que hoy exhiben los organizadores de un paro que por 24 horas declararon grupos populares en 14 provincias del  Cibao, el pasado lunes 12. El resultado no estaba entre las demandas. Pedían, según ellos, rebaja de combustibles, reparación de calles, construcción de acueducto, castigo a los corruptos. Esos reclamos no los atendió la autoridad. Los avances tecnológicos, según parece, no han llegado a la mentalidad de quienes organizan estas protestas. Ignoran que YA ese tipo de presión no sirve para ganarse el respeto. La coacción a empresarios, choferes, comerciantes, estudiantes, no funciona para obtener conquistas que beneficien la comunidad, aunque paren una región completa. Es tiempo de revisar ese método de lucha, que tanto luto y dolor ha llevado a hogares dominicanos. El último mar de lágrimas fue arrojado por estos ¿LUCHADORES?, en dos hogares del Cibao. Reclamos justos se mezclan con peticiones inverosímiles, solo para confundir a los ciudadanos. Freno a la corrupción, cárcel para funcionarios, rebaja de precios, son consignas que no se satisfacen con un paro de 24, 48 ni 72 horas. Eso se junta con el rechazo a los apagones, construcciones y arreglos de  calles, aceras, mejores salarios… y atraen a los incautos e insatisfechos. Pero ese método solo deja pérdidas de vida y económica. Aunque sus organizadores le sigan llamando: ÉXITO ROTUNDO.