Tecnología

Todo lo que usted quiso saber sobre cannabis medicinal y no se atrevió a preguntar (III parte y final)

Miami, Estados Unidos, Venezuela, Caracas
¿Pide prestado por primera vez?

¿Por fin sábado, verdad? Y en esta columna nos vamos a la última parte de todo lo que quieren saber acerca del cannabis medicinal y termino de contestarles en la columna. Gracias a la enorme cantidad de mails y de interacciones en redes, realmente el deseo de la gente de aprender el uso responsable y correctamente indicado de esta gran ayuda terapéutica que tenemos ayuda a confiar en que estamos en el buen camino, sin desviarnos por la gente que desea disfrazar su deseo de consumirlo recreativamente con su uso terapéutico, ya que (no me canso de decir) corren por vías distintas tanto en su composición como en su producción. Sin más que agregar, termino de contestarles todas las preguntas. ¡Vamos!

En las indicaciones que vamos a decir, ¿el cannabis se usa solo? Nunca: El cannabis no es alternativo, sino que es complementario. Mejora la respuesta a otras drogas y casi “no se pelea” con ninguna medicación. No solo no es necesario, sino que no se debe interrumpir la medicación del paciente para cambiarla solo por cannabis. La regulación del cannabis y los otros medicamentos debe ser hecha por profesionales médicos especializados en el uso de estas sustancias. Nunca de manera espontánea sin supervisión.

¿Cómo actúa el cannabis en la epilepsia? ¿Y en qué tipos de epilepsia? Desde un primer momento aclaro que el cannabis no se utiliza en cualquier crisis convulsiva, sino en las que conocemos como crisis refractarias, y son aquellas que no pueden solaparse con más de dos medicamentos y desencadenan crisis de manera constante. Afectan al 1,5% de la población aproximadamente y son síntomas de enfermedades diversas que pueden ser congénitas (síndromes como Lennox Gaustaudt, Dravett, Johnson) o adquiridas (posinfecciosas, postraumatismos severos, posencefalopatías). El cannabis que se usa en este tipo de indicaciones es absolutamente libre de THC, ya que este cannabinoide puede empeorar las crisis convulsivas. Se usa exclusivamente CBD, por lo cual es tan estricta la indicación de preparados no caseros en que podamos titular exactamente la concentración que damos en cada paciente. Los resultados son bastante buenos contra casi ningún efecto adverso, pudiendo llegar en un 17% de los casos a la desaparición completa de las crisis (Ojo, no a la curación, sino que al control total de las crisis que no es lo mismo). Es una de las indicaciones “estrella” del cannabis y debe ser administrado por médico especialista en el tratamiento de estos casos, ya que el CBD puede interactuar con otros fármacos de manera no saludable.

¿Cómo actúa el cannabis en el dolor? El cannabis es un gran aliado en el dolor crónico que es el de duración prolongada. 1 de cada 5 personas en el mundo lo padece. 10% de los adultos son diagnosticados con algún tipo de dolor crónico cada año y un 20% de los pacientes pierde su trabajo por ello. En caso de dolor, es necesaria la combinación del THC en porcentajes variados con CBD, CBG, CBN y otros componentes de la planta. De hecho, los derivados de la flor del cannabis son mejores que el cáñamo para tratar el dolor. Los dolores donde actúan son los dolores neuropáticos, las migrañas, la fibromialgia, la artritis reumatoidea y la espasticidad, además, claro, del dolor oncológico.

¿Cómo actúa el cannabis en la fibromialgia? La fibromialgia es una condición de causa desconocida en que la percepción del dolor está alterada, sufriendo el paciente dolores crónicos muy intensos que no tienen causa aparente, no responden a analgésicos comunes, ni siquiera los opiáceos, y que se acompañan de otros síntomas como gran sensación de fatiga, disminución del estado de ánimo y decaimiento general. Hay alodinia (dolor en respuesta a estímulos que no deberían causarlo), hiperalgesia y un bajísimo umbral de dolor. Pueden coexistir insomnio, síntomas cognitivos variados, cefalea, dolores abdominales. La respuesta en mi experiencia con más de 500 pacientes con fibromialgia en dos años de tratamiento es altamente positiva, usando una mezcla de THC y CBD para aliviar no solo los síntomas dolorosos, sino el insomnio, el estado de ánimo decaído, el cansancio general. A mi parecer, junto a la epilepsia refractaria, son las dos patologías en que el cannabis “se luce” como medicación.

¿Cómo actúa el cannabis en la migraña? Las migrañas y cefaleas son la segunda causa más común de visita al consultorio, detrás del dolor de espalda. Los dolores se deben a una estimulación de los nervios de los vasos sanguíneos o del nervio trigémino en su trayecto o en el tronco cerebral. Personalmente, uso CBD como medicación coadyuvante inicial con excelentes resultados y un margen de seguridad bastante alto con casi ningún efecto colateral. Cuando el dolor es intenso y no responde bien al CBD, se puede usar una mezcla con THC. El cannabis logra una reducción significativa en la frecuencia de las crisis, así como en la intensidad de las mismas, estando registrado en estudios internacionales aproximadamente un 40% de reducción de crisis, así como una mejoría en la sintomatología acompañante como el insomnio o la ansiedad.

¿Cómo actúa el cannabis en la enfermedad de Parkinson? El parkinson es la segunda enfermedad neurodegenerativa más frecuente y cursa con déficit en la respuesta a la dopamina, un neurotransmisor del sistema nervioso. El paciente presenta rigidez, temblores y movimientos lentos. No tiene cura y se lo trata con precursores de la dopamina que tienen muchos efectos colaterales en el paciente. El cannabis actúa en el parkinson, ya que los núcleos productores de dopamina que se encuentran en una zona llamada de los ganglios basales del cerebro, son ricos en receptores del sistema endocannabinoide. La mejoría en los síntomas motores puede existir, aunque la respuesta es muy variable y deben hacerse más estudios a este respecto para poder decir que es un fármaco antiparkinsoniano. Se utilizan preparados de CBD libres de THC.

¿Cómo actúa el cannabis en la enfermedad de Alzheimer? El alzheimer es la primera enfermedad neurodegenerativa más frecuente, el causal de demencia senil mayor, y cursa con perdida de las facultades cognitivas del paciente, la memoria, el lenguaje, la expresión, causando una desestructuración del cerebro de velocidad variable según cada individuo. El sistema endocannabinoide se halla muy ligado a las zonas del cerebro afectadas por esta enfermedad, y el potencial neuroprotector del CBD es más que notorio. Aún se carecen de estudios a largo plazo, pero en mi práctica profesional he visto mejorías parciales en el lenguaje y la capacidad de “conectarse” con el entorno por parte del paciente, aunque como sabemos es una condición que no tiene cura y, sobre todo, tiene muy pocas opciones terapéuticas. Se debe seguir investigando, pero los resultados son alentadores.

¿Cómo actúa el cannabis en el TEA? (Trastorno del Espectro Autista) El TEA es un trastorno del neurodesarrollo que produce un defecto en la interacción con el entorno y la convivencia social, trastornos en la comunicación verbal y no verbal. Como el sistema endocannabinoide tiene receptores en las estructuras afectadas, es de esperar una respuesta de los pacientes a este tratamiento. En los pacientes con tendencia a autolesionarse, el CBD los “normaliza” notablemente. Con el CBD igualmente, los pacientes adquieren cualidades que antes no tenían, como hablar, vestirse o interactuar con el entorno más que antes de consumir cannabis, sobre todo sin ningún tipo de efecto sedativo. Los progresos podrían parecer muy leves, pero para el entorno familiar son muy grandes pasos que se logran a este respecto. Obviamente y como todo en el cannabis, se debe seguir investigando y profundizando en este campo, pero los resultados son muy promisorios.

Estos son, a grandes rasgos, los efectos que intenté en estas tres semanas transmitirles. Para mayores datos pueden consultar al mail [email protected] así como en mi blog especializado en cannabis medicinal http://cannabispy.blogspot.com que gustoso estaré ayudándoles a conocer y a usar correctamente las indicaciones de esta terapéutica que debemos investigar más y aprovechar al máximo por su potencial médico cada día mayor. Espero les haya tenido DE LA CABEZA esta serie de tres semanas. La siguiente volvemos a las neurociencias. ¡Nos leemos el sábado!